Revista Maremagnum

La información más variada de la red

Ene

06

Orar a Santa Marta para protegerse del mal


Orar a Santa Marta para protegerse del mal

Conocida mundialmente, Santa Marta es un personaje bíblico que inspira un gran fervor entre los creyentes cristianos pues se trata de una mujer de grandes valores que en vida fue ejemplo de entrega y de servicio además de ser siempre muy cercana a Jesucristo. Se le distingue por ser la patrona de las amas de casa, los hospedajes, las hermanas de la caridad y de los casos imposibles, por tanto las oraciones a santa marta resultan además de meritorias muy efectivas para lograr llevar una vida armoniosa.

Su carisma y nobleza permite que todo aquel que se dirija en su nombre a Dios pueda ser escuchado, pues esta santa dama está más que dispuesta a ayudar a todo aquel que profese una verdadera fe y siga los designios del Señor.
Orar a Santa Marta para protegerse del mal.

oración a Santa Marta

Si nos remitimos a algunos pasajes de las sagradas escrituras, es posible determinar que Marta era la mayor entre sus dos hermanos María y Lázaro, ellos provenían de una familia de padres nobles y por tanto disponían de facilidades económicas, esto por supuesto fue aprovechado por nuestra santa para atender y ofrecer ayuda quien lo necesitara.

La devoción a Santa Marta se explica a través de varios motivos puntuales, en primera instancia fue ella quien con la mayor convicción del mundo exclamó sobre Jesús lo siguiente: “yo creo que tú eres el mesías que estábamos esperando”, por otra parte gracias a sus súplicas y a su fe inquebrantable su hermano Lázaro volvió a la vida por el misterio de la resurrección, finalmente se establece como dominadora de los casos imposibles al haber vencido a un dragón proveniente del mar que atacaba sin piedad a los habitantes de cierta región, esto a través de la oración, del agua bendita y de su lanza con terminal acabado en cruz.

La protección de Santa Marta contra el mal

La eterna fidelidad y esperanza de Marta, hicieron posible que actuara de manera tal que siempre fue ejemplo para quienes la rodeaban. Justo antes de fallecer, Él mismo Cristo le anunció que toda persona que acudiera en busca de su misericordia a través de su intercesión sería ayudada.

De manera pues, que toda plegaria que busque la divina protección de Santa Marta corresponde a un bálsamo sanador que hace las veces de escudo y que deja como dones la tranquilidad de sentirse seguro y amado, pues esto hace parte de su invaluable legado.