Revista Maremagnum

La información más variada de la red

Dic

31

Oración a la magnífica, ¿qué significa?


El significado de la oración la Magnifica

Gracias a la herencia de los primeros cristianos podemos tener a nuestra disposición la preciosa y meritoria oración la magnífica, un himno propio de la Santísima Virgen María en el que se permite conocer lo más profundo de su esencia pues se presenta a ella misma como aquella humilde esclava que reconoce sobre todas las cosas la grandeza de Dios.

Así pues y tal y como se señala en https://www.lamagnifica.org este cántico propio del cristianismo es sobre todo una oración mariana en la que María de Nazaret acudiendo a su corazón de madre y evangelizadora se encuentra más que dispuesta para interceder ante el Padre y el hijo a favor de aquellos creyentes que se acerquen en busca de consuelo, apoyo y solución a los casos difíciles.

significado oración a la magnífica

¿Qué es la Magnifica?

Si revisamos los evangelios de San Lucas, podremos comprender un poco mejor el origen del Magníficat, como también se le llama a esta plegaria. Todo se da gracias a aquel episodio en el que a María se le revela que su prima Isabel ha sido bendecida con el regalo de la maternidad, así que llena de gozo y agradecimiento hacia Dios, la virgen acude a las cercanías de las montañas de Judea para encontrarse frente a frente con quien sería la madre de Juan el Bautista.

Es en este trascendental encuentro que Isabel en medio de su felicidad y mirando a su prima dice lo siguiente: “bendita tú entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre”. Conmovida, María experimenta un momento de gran peso para la era cristiana ya que iluminada por el Espíritu Santo exclama la serie de frases que le dan forma a esta oración.

El mensaje de la magnífica

Son muchos los aprendizajes que se desprenden de uno de los pocos himnos en los que María nos permite conocer más de ella, así que dando un claro ejemplo de humildad y sencillez se acoge a la gracia y al amor de Dios al tiempo que anuncia la esperanzadora noticia de la salvación.

Asimismo hace énfasis en la misericordia divina y nos invita a dejar en el olvido el orgullo, la soberbia y la vanidad. De manera que toda petición que se formule a través de esta plegaria será debidamente atendida, tanto si se trata de problemas de salud, laborales, amorosos o cualquier estado de peligro es un hecho que el creyente será atendido por el mérito de su fe.