Revista Maremagnum

La información más variada de la red

Feb

22

Las complicaciones más comunes durante el embarazo


La necesidad de un acompañamiento médico durante la gestación se debe en parte a que durante esta etapa la mujer es bastante propensa a manifestar una serie de dificultades a nivel de salud que  precisan de una intervención pertinente para ser superadas con éxito evitando que se ponga en riesgo tanto la vida de la madre como la del bebé.

En efecto dentro de las consecuencias del embarazo precoz esta serie de inconvenientes se establecen con mucha más relevancia, aunque por supuesto en el transcurso del embarazo “tradicional” también pueden aparecer.

Las complicaciones más comunes durante el embarazo

Complicaciones frecuentes en el embarazo

  • Anemia. Cuando la concentración de la hemoglobina en la sangre de la embarazada disminuye se presentan síntomas tales como falta de energía y una sensación de cansancio extremo. En estos casos hay que revisar la alimentación y en ocasiones incluso pensar en una transfusión.
  • Vómito excesivo. Sabemos que este es un síntoma propio de la gestación, sin embargo en algunas ocasiones se llega al extremo de generarse deshidratación y de impedir que se pueda tomar o comer algo.
  • Preeclampsia. Entre sus señales sobresalen la presión sanguínea elevada, una marcada hinchazón y anomalías en el hígado o riñón. Si no es controlada a tiempo esta condición médica puede agravarse y hacerse imprescindible adelantar el parto.
  • Diabetes gestacional. Cuando los niveles de azúcar en la sangre no son los adecuados la embarazada debe ser monitoreada y entrenada para llevar a cabo cambios importantes tanto en la dieta como en la actividad física que realiza.
  • Desprendimiento de la placenta. Generalmente un dolor agudo y una hemorragia severa anuncian este complejo episodio que pone en grave peligro al bebé ya que se corta su suministro de oxígeno, por lo tanto estos casos casi siempre terminan llevándose a cabo una cesárea.
  • Enfermedad Rh. Cuando no existe una compatibilidad entre el factor Rh de la madre y el padre deben llevarse a cabo pruebas y algunos procedimientos para asegurarse de que el bebé ni la embarazada tengan inconvenientes por esta causa.

Por lo anterior podemos notar la importancia de estar muy bien informado respecto a signos de alerta que indiquen que es momento de pensar en acudir a un profesional, los controles mensuales son sin duda la mejor estrategia para garantizar el bienestar de todas las partes pues solo mediante ellos se detecta y se establece un plan de acción acorde a los requerimientos de madre e hijo.