Revista Maremagnum

La información más variada de la red

Jun

07

Consejos para evitar las polillas


En algunas ocasiones el hogar deja de ser exclusivamente de los humanos y pasa a ser el sitio para que otras especies tal y como es el caso de las polillas además de apoderarse de las instalaciones por si fuera poco las destruya. Bien sabemos que estos insectos no tienen reservas en deteriorar elementos tales como prendas de vestir, libros, muebles, alfombras e incluso estructuras de madera por lo tanto es vital pensar en maneras efectivas de prevenir estas plagas.

Tener polillas en la casa es un verdadero martirio ya que se pone en verdadero riesgo nuestro bienestar y el buen estado de los muebles y enseres. La buena noticia es que con unos sencillos hábitos es posible controlar las condiciones para que no se queden con nosotros.

Formas de prevenir las polillas

• Guardarropas. Estos espacios son muy propensos a ser elegidos como sitio para que los adultos depositen sus larvas, por lo tanto es fundamental mantener unas buenas condiciones de aseo donde además de limpias las superficies se mantengan muy bien desinfectadas. La ropa siempre debe guardarse limpia y sin manchas, de ser posible cada prenda debe ir en bolsas herméticas.

• Alacena. Las polillas también llegan a la cocina y pueden tener contacto con los alimentos, por lo tanto es fundamental no almacenar productos vencidos o mal cerrados, cuidar de que todo se encuentre muy bien sellado y que no exista peligro a la humedad.

• Alfombras. Cuando sea necesario guardar la alfombra enróllala y coloca en varios puntos naftalina ya que este actúa como un gran repelente, lo siguiente será poner la alfombra en una bolsa plástica muy bien cerrada.

• Libros. Los sitios oscuros y húmedos nunca son buena idea para guardar los libros, además debes prestar especial atención a los que son muy viejos ya que son muy atractivos para las polillas. Puedes acudir a repelentes especiales para libros en caso de que detectes las primeras evidencias, asimismo debes desinfectar las repisas donde reposan.

En general los aromatizantes naturales tales como las hojas de laurel, menta, lavanda e incluso las cascaras de naranja y de limón son muy populares para evitar las polillas, es así como se sugiere poner pequeñas cantidades de estos elementos en bolsitas de tela y distribuirlas en todos esos espacios y estancias donde se crea puede haber presencia. Los clavos de olor al igual que el alcanfor son buenas ayudas.